El silencio también mata

Por Gerardo Sánchez Guadarrama.

Pese a que los crímenes de odio por LGBTfobia van en aumento en nuestro país, existen activistas y aliades de la diversidad que forman parte de la 4T pero callan ante actos discriminatorios que cometen servidores públicos del mismo movimiento político.

Va de nuevo y lo diré como un argumento estándar en cada intervención que me sea posible: el PRIAN fue, es y será un peligro para la protección y el reconocimiento de derechosde la población diversa. La activista y académica Ari Vera afirma que el régimen corrupto anterior creó una “parainstitucionalidad”, es decir, la autoridad normalizó y preservó el delito a través de las instituciones, creando con ello un sistema de justicia podrido resultando para la comunidad LGBT+ una tragedia histórica, absoluta, de retroceso.

El escenario anterior dejó una herencia espeluznante: afianzó la homofobia, transfobia y bifobia de manera cultural y sistémica; aunque se crearon muy pocas herramientas legales de protección y reconocimiento la mayoría de ellas fueron simple simulación. Es por esto que México tiene un perfil reprobatorio en los rankings globales de tolerancia presentando así los síntomas de un Estado LGBTTTIfóbico. 

El crimen de odio motivado por la preferencia sexual y/o la identidad de género de la víctima es el extremo más grave de este legado y en nuestro país va a la alza según lo ha reconocido el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra Personas LGBT; también la Organización Letra S declaró que el 2019 fue mayormente letal -comparado con años anteriores- para la comunidad diversa.

Hay una agenda pendiente, urgente y grave. A lo anterior se suman las resistencias por parte de algunes [email protected]úblicos que conforman a la Cuarta Transformación que además de frenar avances en protección y reconocimiento, también preservan el ambiente de repulsión nocivo quearrebata vidas a quienes eligen estar fuera de la heteronorma, sorprendiendo con ello a incrédulos (incluyéndome) que existan posturas conservadoras en la izquierda mexicana. 

También es una sorpresa que miembros de la comunidad, activistas y aliades que integran el movimiento político del nuevo régimen, presuntamente por mantener el cargo, por asumir una actitud de sumisión y/o por no sumar al golpeteopolítico; elijen el silencio y le dan la espalda al movimiento de la diversidad al no denunciar la LGBTTTIfobia de sus iguales de ideología. En otras palabras y como dicen en las redes sociales “se les va el internet”. 

Si la hipótesis anterior fuera cierta resultaría irresponsable, desleal, poco sensible y flaco favor le harían a la lucha de la que incluso muches de elles han formado parte antes de pertenecer a la 4T. Luego entonces, su silencio mata…porque en un país como el nuestro donde el crimen de odio va al alza y la discriminación es el caldo de cultivo de éste, la indiferencia también es cómplice. Estamos frente a un sigilo escandaloso.

Pese a este mutis del que hablo, cabe señalar que existen pequeños islotes en la 4T que si le entran a la autocrítica,que no dan la espalda a la población LGBTTTI, que hacen frente a la realidad y por ello merece destacar esta postura para que el resto de la militancia siga su ejemplo, como el caso del dirigente estatal en Yucatán de Morena, Mario Mex Albornoz, quien ha anunciado poner filtros para elegir a sus candidatos y candidatas para evitar a quienes promueven discursos machistas u homofóbicos.

Para concluir retomo a Pepe Mujica, el expresidente uruguayo; quién ha dicho que la existencia humana debiera servir para la construcción de utopías y justo este texto invita a tal reflexión. Con nuestro voto confiamos en la posibilidad de un cambio de régimen para revertir el daño que la corrupción hizo en el pasado y que se tradujo en violación dederechos a la población LGBT+ y es por esto que se exhorta a quienes ocupan el poder político para que lo usen paracambiar desde adentro la lógica de la “parainstitucionalidad” citada al inicio de este artículo. 

Ya no hay más tiempo que perder y bajo ninguna manera la agenda debe ser objeto de consulta ciudadana. Los pendientes son todavía varios: la prohibición a nivel nacionalde terapias de conversión, la homologación para agravar el crimen de odio por LGBTfobia en todo el país, ejercer de una vez sanciones penales al discurso de odio en redes sociales o desde programas de la televisión, así como el reconocimiento del matrimonio igualitario en todo el territorio, tan sólo por citar algunos.

Post Author: anodis