Se convierte en padre modelo trans de Calvin Klein

Roberto Bete es un hombre trans originario de Brasil, con una historia que ha causado revuelo a nivel mundial al dar a luz a su primer hijo, después de embarazarse de su pareja, una mujer trans de nombre Erika.

Su historia tuvo un alcance internacional cuando la marca Calvin Klein los eligió como figuras para modelar su ropa interior como parte de su campaña para retratar a nuevas familias del mundo. Al ser de profesión actor, Roberto se encuentra ilusionado sobre lo que este nuevo capítulo en su vida significa, a pesar de todo el camino que conllevó.

La decisión de tener una familia costó un gran esfuerzo para su relación, para su propio cuerpo y para lo que vendría en el futuro.

En entrevista con el diario O Globo de Brasil, Roberto Bete describió por primera vez el duro proceso que requirió el enfrentar el embarazo al lado de su pareja Erika.

Al salir por más de un año y medio juntos, Erika expresó su deseo de convertirse en padre, pero Roberto nunca contempló en su vida como mujer el embarazarse o tener un hijo. Juntos comenzaron a evaluar la posibilidad cómo a deconstruir los prejuicios y problemas que podrían enfrentar con la decisión.

Roberto entonces decidió parar su tratamiento hormonal, algo que Erika también realizó de manera solidaria. Esto trajo los primeros problemas, debido a que llegaron sentimientos de depresión, cosas como su libido cayeron, además de otros efectos secundarios en los cuerpos de ambos.

Tras un tiempo de intentarlo el embarazo finalmente se produjo, algo que cayó de sorpresa en la relación y que parecía generaría un gran conflicto entre ellos. Pero, gracias a su comunicación pudieron notar que se trataba más de una cuestión provocada por las hormonas que por un cambio en lo que ellos sentían.

Él entonces se enfocó en su salud mental para afrontar la siguiente etapa con el fin de no sentir un mayor desequilibrio y entender lo que pasaba con su cuerpo. Esto lo ayudó a abrazar su fuerza femenina y aceptarse de mejor forma.

También, relató que en los últimos meses de embarazo las personas lo miraban de forma extraña al pensar que se trataba de un hombre con una gran barriga provocada por una enfermedad o por el alto consumo de cerveza. Del lado de la atención médica no tuvo ningún problema al ser tratado de gran forma.

“Podemos reproducirnos biológicamente o desde nuestros corazones… nuestro lugar es el amor y el ser amades”, señaló la pareja en la publicación de Calvin Klein sobre ellos.

Noah, el nombre de su hijo, nació en perfecto estado de salud el pasado 10 de mayo.

Post Author: anodis