Lo que debes saber antes de tu primera experiencia lésbica

La primera vez siempre es un reto y en el sexo lésbico esto no es la excepción, ya que hay cosas que se deben considerar, como por ejemplo si es la primera vez en general o si la mujer viene de una experiencia heterosexual, pues no todas aceptan su orientación sexual hasta ya pasadas varias experiencias sexuales.

La experiencia previa marca mucho la forma en que se da la primera relación sexual entre mujeres, pues no es poco común que de alguna manera, cuando se tuvo sexo heterosexual, haya una especie de expectativa sobre lo que se debe obtener, lo que podría afectar el resultado del primer encuentro, es decir, la mujer que pasó por el sexo con hombres, podría estar esperando que el sexo con una mujer le “reponga” de una sola vez todo el placer que no tuvo en esos encuentros o proyecte que esta vez debe ser todo lo espectacular que no fueron las veces pasadas porque una mujer sí conoce el cuerpo femenino.

Por ello, es importante destacar que pese a que de manera general todos los cuerpos femeninos funcionan de la misma manera, no a todas las mujeres le excita lo mismo ni sienten el placer de la misma forma.

Así, antes de pasar a la desnudez completa, las caricias y besos exploratorios en el cuerpo son fundamentales, ya que nos hacen poner atención en las zonas sensibles no típicamente erógenas. Entre mujeres puede ser más sencillo aprender que le gusta a la pareja si las zonas que a una la excitan las prueba estimular en la otra, siempre y cuando haya un autoconocimiento previo del propio cuerpo a través de la masturbación y se venzan los nervios que puede causar este primer encuentro pues distrae el placer.

Comunicar abiertamente lo que gusta y lo que no es una de las reglas fundamentales en toda relación sexual, sin buena comunicación no hay buen sexo por eso, al ser la primera vez un encuentro de descubrimiento (cosa que no se debe perder de vista), hay que permitirse guiar y dejarse guiar por la pareja.

Lo mejor, es que en la primera vez se vaya de lo sencillo a lo intenso; ir de la masturbación suave de la vulva al masaje clitoriano. Pasar a introducir los dedos en la vagina puede ser parte de un buen final o dejarse para otra ocasión ya que además hay que tener cuidado si es la primera relación sexual de esa mujer y el himen esta intacto.

Un mito es que el sexo oral forma parte de todos los encuentros sexuales en personas del mismo sexo, el cunnilingus puede incluso no ser parte de los gusto de alguna de las dos, por lo que no es recomendable hacerlo en la primera vez y hablar de esta preferencias con antelación a su práctica.

Es importante no tener al orgasmo como meta, ya que hay factores que pueden hacer que este no llegue pero no por eso la experiencia debe ser frustrarte o mala, desde los pensamiento que se tienen sobre el sexo, hasta los sentimientos que se producen en el momento pueden afectar conseguirlo hay que tener claro que el lugar donde nace todo el placer del ser humano, es la mente y si ésta está inquieta el orgasmo puede no llegar, es mito que las lesbianas lo logran más fácil.

No se debe perder de vista que le cuerpo está lleno de terminales nerviosas y sabiéndolo estimular con caricias, besos, tocamientos, al lamerlo, chuparlo, olerlo, las posibilidades de tener placer casi son infinitas.

Post Author: anodis