La ONU condena el crimen de una mujer trans activista en Honduras y pide una investigación

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos (Oacnudh) y la Agencia las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) condenaron este jueves el asesinato en Honduras de la activista y mujer trans Thalía Rodríguez, ocurrido el lunes.

En un comunicado divulgado en Tegucigalpa, la Oacnudh instó a las autoridades hondureñas a realizar “una investigación pronta, exhaustiva e independiente que contemple todas las posibles líneas, sin descartar las de un crimen de odio o de represalias por su actividad en defensa de los derechos humanos de las personas LGBTI”.

“Las mujeres trans, y en particular quienes son defensoras de derechos humanos, enfrentan serios riesgos que se ven agravados por la violencia ejercida en su contra” y el asesinato de Rodríguez es “un indignante reflejo de ello”, dijo la representante de la Oacnudh en Honduras, Isabel Albaladejo Escribano.

Agregó que Thalía Rodríguez era una reconocida defensora trans de los derechos de las personas LGBTI, los que viven con VIH/Sida, así como de las mujeres trans trabajadoras sexuales.

En 2021, la organización Red Lésbica Cattrachas registró 28 asesinatos de personas LGBTI. El crimen de Thalía Rodríguez es el segundo de una persona defensora de derechos humanos en lo que va de 2022.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) condenó al Estado de Honduras en 2021 por la muerte de Vicky Hernández, una mujer transexual y defensora de derechos humanos que fue ejecutada de forma extrajudicial el 28 de junio de 2009, en medio de un toque de queda, añade la información.

“El Estado hondureño debe garantizar la verdad, justicia y reparación por este crimen y adoptar las medidas necesarias para propiciar entornos seguros para la defensa y promoción de los derechos humanos, en especial de las personas en mayor situación de vulnerabilidad”, indicó la diplomática de la Oacnudh.

El crimen de Rodríguez, de 58 años, se registró el lunes en un barrio de Tegucigalpa, la capital de Honduras, en un hecho en el que un hombre que acompañaba a la víctima resultó herido de bala.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) también condenó la muerte violenta de Thalía Rodríguez e hizo un llamado a las autoridades de Honduras para realizar “con debida diligencia las investigaciones necesarias y brindar justicia” a la comunidad LGBTI víctima de violencia y sus familias.

“Las personas pertenecientes a la comunidad LGBTI sufren riesgos graves de desplazamiento forzado debido a la discriminación, persecución y amenazas contra su integridad personal por su orientación sexual o expresión de género”, indicó la Acnur en un comunicado.

El asesinato de Thalía Rodríguez, quien era defensora de derechos humanos, causa “un impacto adicional muy preocupante que perjudica el muy valorado trabajo de los defensores de derechos humanos en Honduras”, añadió.

Acnur reiteró su disposición para apoyar los esfuerzos de Honduras para “salvaguardar los derechos y el bienestar de las personas que están en riesgo o se han visto obligadas a huir a causa de la violencia y sufren persecución por defender sus derechos, para que todas las personas tengan derecho a recibir protección”.

Post Author: anodis