La emotiva historia de dos hermanos que derriban estereotipos: “Los juguetes no definen la orientación sexual”

Cada vez hay más padres que rechazan esas ideas comúnmente asociadas a cada género como que el rosa es de niñas y el azul de niños o ellos juegan al fútbol y ellas con muñecas. Derribando estos estereotipos, se fomenta la libertad de cada hijo de cara a que se exprese como es realmente y vea a las personas y al mundo desde una perspectiva más tolerante y abierta.

El mejor ejemplo de lo positivo que es eso son las historias tan variadas que hay de adultos que no vivieron esta forma de educar cuando eran niños, pero aun así son diferentes a como se podría imaginar. Así lo demostró una organización LGTBI que compartió un post en el que hablaba de la historia de dos hermanos muy unidos pero muy distintos.

Mi hermano menor jugaba con muñecas y odiaba el fútbol. Mis padres enloquecían y trataban de ‘enderezarlo’. ‘Aprende de tu hermano mayor’, le decían. Se referían a mí. Es que a mí me gustaba el fútbol, el karate y los coches“, explica el protagonista. “Años después, mi hermano es heterosexual, se casó y tiene una hija”.

“Y yo, el que no jugó con muñecas, soy gay, sigo amando el fútbol, el karate y los coches, tengo novio hace cuatro años y espero casarme pronto con él”, añade. “Dejen a los niños expresarse y ser felices. Los juguetes y los gustos no definen la orientación sexual. Y la orientación sexual no define, en absoluto, tu calidad como persona”.

La publicación original fue publicada a principios de marzo junto a una imagen de una pareja de modelos extranjeros, pero en realidad no son los dos protagonistas de la historia. Recientemente se ha viralizado después de que otro usuario compartiera la historia, y muchos son los que han aplaudido esta historia de tolerancia.

Post Author: anodis