Alto índice de coinfección por hepatitis C y VIH entre los grupos de población clave

La infección por hepatitis viral es un grave problema de la salud pública mundial: causa alrededor de 1,4 millones de muertes al año, una cifra superior al número anual de muertes relacionadas con el sida. El 96 % de estas muertes son a causa de la cirrosis y del hepatocarcinoma provocados por los virus de la hepatitis B y C, los cuales se transmiten por la sangre y los fluidos corporales.

La evolución a cirrosis es más rápida entre las personas que viven con coinfección por VIH y hepatitis B o C. Las enfermedades hepáticas se han convertido en una causa de muerte importante entre las personas que viven con el VIH coinfectadas por la hepatitis B o C.

La coinfección por hepatitis C y VIH se registra en todos los grupos de población clave con mayor riesgo de infección por el VIH, especialmente entre las personas que se inyectan drogas. Esto se debe a la facilidad con la que ambos virus se transmiten al compartir equipo de preparación e inyección no esterilizado.

Post Author: anodis