Fresnillo, uno de los peores lugares para ser aceptado como parte de la comunidad LGBT

Por Susana Zacarías

Desde insultos, discriminaciones en sus centros de trabajo y hasta episodios de depresión, es algo de lo que día a día viven los integrantes de la comunidad LGBT en el municipio de Fresnillo, quienes consideran que éste es uno de los peores lugares de toda la geografía zacatecana para poder “salir del closet” y por eso muchos se quedan sin expresar su sentir.

La comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales en El Mineral poco a poco avanza en cuanto al número de integrantes, pero cada uno de ellos coincide en lo difícil que ha resultado enfrentar su condición a pesar de la apertura que se tiene del tema, pues aseguran que la mayoría de la sociedad fresnillense aún no acepta su presencia.

SE PRESUME QUE ALGUNOS HOMICIDIOS PODRÍAN TIPIFICARSE COMO CRÍMENES DE ODIO.

Almendra Tapia, integrante del Colectivo Lésbico Feminista en Zacatecas, relató que en Fresnillo es donde se tiene el mayor número de casos de discriminación hacia la comunidad y esta situación ha provocado que muchas personas no se declaren abiertamente por el temor a la reacción de la sociedad.

Actualmente en Fresnillo son aproximadamente 17 personas las que integran el Colectivo Lésbico Feminista, pero cuando iniciaron solamente eran dos, y a raíz de las acciones que han realizado durante los últimos meses, cada vez más fresnillenses se interesan pero muchas personas se quedan solo en el interés ante el temor de declararse; en la mayoría de las ocasiones es la propia familia quien les impide que sean parte de la comunidad.

En Fresnillo hay una enorme dificultad para ser parte de la comunidad, aunque no se han recibido reportes de agresiones físicas contra los integrantes del colectivo, sin embargo, son muy comunes las acciones homofóbicas y se presume que algunos homicidios posiblemente pudieran tipificarse como crímenes de odio.

El trabajo es uno de los lugares donde frecuentemente son víctimas de actos de homofobia, pues Almendra Tapia relató el caso de una chica trans que hizo su cambio de identidad y en su centro de trabajo no se le permite ingresar a los sanitarios de los caballeros y si entra al de damas es objeto de críticas y discriminación por parte de sus mismos compañeros.

Incluso han canalizado a integrantes del colectivo para recibir atención psicológica derivado de la depresión que resulta de las prácticas homofóbicas, como el caso de un chico trans que intentó quitarse la vida hace algunos meses y al que se brindó el apoyo y ahora recibe la atención adecuada mediante las Unemes, quienes le brindan terapia psicológica.

Uno de los temas pendientes para el colectivo es la regulación de la ley del Instituto Mexicano del Seguro Social, pues los trabajadores del colectivo no pueden dar de alta ante el instituto a sus parejas del mismo sexo, aunque existe una legislación que permite dar ese beneficio a las parejas que viven en unión libre o en concubinato, pero la comunidad LGBT no tiene aún ese derecho.

“Tenemos muchas personas de la comunidad LGBT en Fresnillo que nos han manifestado, principalmente las chicas y chicos transgénero, que han hecho su cambio de identidad en otros estados del país y al llegar al municipio les es difícil que les resguarden su acta, es algo similar a lo que ocurre con los matrimonios igualitarios, aunque aparentemente en Fresnillo se aceptan, la realidad es que no están legislados en todo el estado, lo tenemos que hacer bajo un amparo”, explicó la portavoz del colectivo.

Otro de los aspectos que señaló es que no son aceptados tal y como son, recalcó Tapia, “son también personas y no quieren enfrascarse en discusión con la iglesia o algún otro colectivo, sino que sean respetados sus derechos como a cualquier persona porque sus ideales aún no son aceptados por la sociedad”.

Entre las actividades que han realizado como Colectivo Lésbico Feminista, fue la rehabilitación de un parque en la calle Moctezuma, de la colonia Barrio Alto, donde hicieron algunas pintas del lugar, sin embargo, al momento de hacer el rescate del espacio público fueron más los insultos que los halagos que recibieron por parte de los fresnillenses, tanto de manera verbal como a través de las redes sociales.

Por ese motivo, tienen previsto realizar eventos entre la sociedad donde se involucren desde niños hasta los adultos mayores con el fin de que el colectivo se sienta incluido dentro de las actividades del municipio, desde mantener limpios espacios hasta contribuir en acciones de reforestación o alguna otra actividad en conjunto.

UNO DE LOS TEMAS PENDIENTES ES LA REGULACIÓN DE LA LEY DEL IMSS

“Se nos cuestiona en todos los ámbitos, si voy al registro civil a decir que me quiero casar ya es cuestionamiento y son situaciones que se viven con nosotros día con día y no nada más es de la sociedad en general, sino también por parte de los ayuntamientos en sí de un conjunto de personas que todavía está retrograda en sus pensamientos y no acepta a este tipo de familias”, mencionó.

Dentro de sus planes está empezar con la inclusión y para eso planean hacer eventos con causa y seguirán con labor social; a pesar de no contar con el patrocinio son acciones que efectúan con sus propios fondos monetarios. El colectivo lamentó la falta de una oficina o departamento al interior de la administración municipal donde se pueda gestionar apoyos para el mismo.

El exhorto fue para los futuros diputados tanto en el Congreso local como en lo federal para que puedan legislar y esta comunidad pueda tener el reconocimiento de sus derechos como personas, Almendra Tapia dijo que no piden más sino los mismos privilegios que tienen todos los mexicanos.

Otros de los temas que solicitarán que se incluyan a la agenda legislativa local serán el matrimonio igualitario, sin necesidad de hacerlo mediante amparos; la tipificación de crímenes por delitos de odio; el reconocimiento de las personas transexuales, que es la identidad sexo genérica, y el derecho a la salud y acceder a las hormonas con consultas a un endocrinólogo, ya que el estado no permite este movimiento.

Fuente: La Jornada Zacatecas

Post Author: anodis