UE aplica sanciones a Polonia por las llamadas “zonas libres de ideología LGBT”

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha recordado este jueves a través de las redes sociales que los ciudadanos en la UE “son libres de querer a quien quieran”, en un mensaje velado al Gobierno de Polonia después de que trascendiera que Bruselas ha negado fondos a seis municipios polacos por discriminar al colectivo Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGTBI).

La comisaria de Igualdad, Helena Dalli, informó el pasado martes de que el Ejecutivo comunitario había rechazado conceder fondos en el marco de un programa de hermanamiento entre municipios europeos a seis localidades polacas que se habían declarado “zonas libres de la ideología LGTBI”.

“Los valores de la UE y los derechos fundamentales deben ser respetados por los Estados miembro y las autoridades públicas. Por eso fueron rechazadas las candidaturas”, indicó Dalli en una breve declaración difundida a través de las redes sociales y que luego recibió las críticas del Gobierno polaco.

Preguntada por la decisión de la Comisión y el malestar provocado en Polonia, una de las portavoces de Von der Leyen, Dana Spinant, se ha limitado a leer durante una rueda de prensa en Bruselas un comunicado de la jefa del Ejecutivo comunitario en apoyo a los derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGTBI).

“Nuestros Tratados garantizan que cada persona en Europa es libre de ser quien es, de vivir como quiera vivir y de querer a quien quiera querer y apuntar tan alto como quiera. Seguiré luchando por una Unión de Igualdad”, ha defendido Von der Leyen a través de su portavoz.

Spinant, además, ha aclarado que ya el pasado mes de mayo los servicios de la Comisión se pusieron en contacto con los municipios en Polonia que adoptaron resoluciones en contra del colectivo LGTBI y a favor de “los derechos de la familia” para que aclararan el impacto de estas iniciativas en el uso de fondos europeos.

Post Author: anodis