2 DE ABRIL DE 2007
Los escritores gays mexicanos
Rebeldes, valientes; otros más conservadores y discretos, pero a final de cuentas escritores. Declarados abiertamente homosexuales y por tanto, apasionados de la vida, su literatura es pieza fundamental para el movimiento gay de nuestro país.

Redacción Anodis

Ragap



Bookmark and Share



La literatura también tiene cabida en el ambiente gay

Artículos relacionados:

Infecciones de transmisión sexual: las más comunes

Las aplicaciones más gays para iPhone

Elecciones 2010: diversidad sexual sobre el ring político

Las noticias de Anodis más candentes de 2009

Los 8 platillos que no pueden faltar este fin de año

Los futbolistas más atractivos de la Liga española

Los políticos gays más destacados en el mundo

Los nuevos y más vanguardistas museos del mundo

 
Imprimir artículo Imprimir artículo | Enviar por e-mail Enviar por e-mail
 
8.- Juan Carlos Bautista: Desde que en 1993 publicó su poemario Cantar del Marrakech, Bautista llamó la atención del público y la crítica. Más tarde se desapareció del mundo literario pues todo ese tiempo—casi 10 años-- lo dedicó a su relación de pareja con el videoasta Víctor Jaramillo y a atender “El Generalito”. En los últimos 3 años ha vuelto a publicar Bestial y actualmente comparte una columna semanal en la sección Cultura de El universal. Pronto reeditara su primer libro Lenguas en erección.

7.- Luis Zapata: El mismo año que Blanco publicó su crónica, apareció una novela que dejó huella y que en el ambiente se sigue comentando: El vampiro de la colonia Roma, una novela que cuenta cómo era la vida gay en la ciudad de México a finales de la década de 1970. Otra novela suya es De pétalos perennes, que el director Jaime Humberto Hermosillo llevó al cine y por suyo éxito —según se cuenta— Juan Gabriel le pidió a Zapata que le hiciera un guión para una película que él protagonizaría, sin embargo, la película no se rodó porque en una escena Juan Gabriel cantaría travestido a lo que el Divo de Juárez se negó. Pronto aparecerá su más reciente novela: La misma historia.

6.- José Joaquín Blanco: En 1979 publicó una crónica sobre la vida gay en la ciudad de México en el diario unomásuno: “Ojos que da pánico soñar”. A muchos les sorprendió ver esa crónica que develaba todo lo que sucedía una noche de ligue gay en la ciudad. Luego, Blanco ha publicado otros libros donde hace patente su visión de la homosexualidad como parte fundamental de su obra como su poesía reunida en Poemas y elegías publicado en 2000 por Cal y arena.

5.- Arturo Ramírez Juárez: Aunque este poeta casi no es conocido por su obra, es una piedra fundamental del movimiento de liberación gay en nuestro país: fue uno de los valientes en salir a la calle a proclamar su homosexualidad durante la primera marcha del Orgullo Gay, misma que ayudó a organizar, y que salió por las calles de la ciudad de México en junio de 1978. Como poeta es autor de tres libros: Puertas ocultas, y Rituales, éste último publicado por el Fondo de Cultura Económica. Su obra poética no desmerece frente a la de otros escritores aún cuando dedicó buena parte de al activismo. No toda su poesía aborda el tema gay y eso la hace más interesante pues sus registros van más allá de ese tema y crean una poesía más rica.

4.- Abigael Bohórquez: quien lea la poesía del sonorense Abigael Bohórquez se reirá hasta que le duela el estómago. Bohórquez no sólo fue marginal por su homosexualidad, también lo fue porque el mundillo literario lo menospreció abiertamente y nunca lo sacó de los puestos burocráticos que ocupaba así que Bohórquez nunca recibió alguno de esos premios o becas que ahora se dan al por mayor y el reconocimiento a su obra llegó hasta poco antes de morir. También porque vivió en zonas alejadísimas de la ciudad como Chalco y Milpa Alta, que aparecen en algunos de sus poemarios. Uno de sus grandes méritos fue haber sido de los primeros en escribir sobre el sida, en su libro Poesida en una época en la que aún la enfermedad causaba escozor.

3.- Emilio Carballido: A principios de los años 70 Carballido se declaró públicamente gay en una entrevista que concedió a la revista Contenido.Desde que Salvador Novo lo descubrió y le dirigió su primera obra, Rosalba y los llaveros, Carballido ha escrito una infinidad de obras: lo mismo piezas teatrales, que hoy suman más de 100, que relatos, guiones cinematográficos y televisivos, ensayos didácticos y de crítica teatral. Su único texto que aborda el tema del amor entre hombres es La noche, una novela publicada hace unos años y que es poco conocida. En diciembre de 2002, sufrió una enfermedad que lo mantuvo en el hospital por un tiempo en el que no pudo seguir escribiendo. Recientemente atrajo la atención al asistir a la delegación Benito Juárez a firmar su sociedad de convivencia con el director de la revista Tramoya , Héctor Herrera, y hace unos días volvió a delegación a ratificarla.

2.- Luis Cernuda: Y si de rebeldes y valientes se trata tenemos al poeta español Luis Cernuda, quien vivió los últimos años de su vida en nuestro país y donde se enamoró perdidamente de un fisicoculturista acapulqueño al parecer de nombre Salvador a quien Cernuda le dedicó los “Poemas a un cuerpo”; es por esto que se le considera más mexicano que español al hablar de su grandiosa obra literaria. Además, escribió Cernuda un librito de poemas en prosa que desde su poética retrata el sentir mexicano: Variaciones sobre tema mexicano . Pero Cernuda es rebelde porque, al contrario de muchos poetas homosexuales que evitaban el tema en su obra por los años tan cerrados en los que vivía, desde sus primeros poemas el andaluz habló claramente y sin tapujos de su amor por los hombres, por ejemplo, como queda evidenciado en su libro Los placeres prohibidos y luego en casi todos los que siguieron reunidos en un mismo tomo: La realidad y el deseo.

1.- Salvador Novo: Sin lugar a dudas, Novo es nuestro máximo poeta gay: escribió poemas que muestran el amor masculino en una época en la que esto era condenado por la sociedad y, también, cuando algunos otros poetas gays no se atrevían a hacerlo (como es el caso de su amigo Xavier Villaurrutia, para quien su homosexualidad era un tormento). Pero quizá por su extremo afeminamiento que lo llevó a tener una apariencia de dandy al estilo Wilde, lo hicieron que resistiera a la sociedad conservadora y hoy sea visto como un rebelde y un valiente. Para saber cómo era la vida gay luego de la Revolución y durante los años en que “ser mexicano era ser macho” hay que leer sus memorias La estatua de sal publicadas hasta 1998.

Regresar a la página anterior


P u b l i c i d a d
6575


P u b l i c i d a d




P u b l i c i d a d



Sondeo

¿Qué tanto usas el condón en tus relaciones sexuales?
Siempre
A veces
Nunca


Anodis RSS Add to Google Bookmark and Share  
Secciones :: Principal | Sociedad & Política | Arte & Cultura | Salud & VIH | Espectáculos | Vida & Estilos | Sala de Prensa
Multimedia :: Fotogalerías | Anodis Radio | Podcast Five

© Anodis.com :: Los hechos no dejan de existir sólo porque sean ignorados :: Quiénes somos | Publicidad | Escríbenos | Código de Ética A