10 DE JUNIO DE 2005
Realizan marcha del orgullo LGBT en Monterrey
Discurso de Mario Alberto Rodríguez Platas, presidente de la fundación Diversitas A. C. respecto a la V marcha del Orgullo Lésbico, Gay Bisexual, Travesti, Trangénero y Transexual en Monterrey

Redacción Anodis

Ragap



Bookmark and Share



Piden tolerancia y respeto lesbianas y homosexuales

Artículos relacionados:

Marcharán veracruzanos por el Orgullo LGBT

Guanajuato: Celebra León la Diversidad Sexual

Toluca: Marchan gays contra la homofobia

Desfilan gays mexiquenses por la diversidad sexual

Tendrá Toluca su Marcha del Orgullo Gay

Aguacalientes: Marchan gays contra acoso y discriminación

Celebra Mérida el Día del Orgullo Gay

Desfilan gays contra la homofobia en Chihuahua

 
Imprimir artículo Imprimir artículo | Enviar por e-mail Enviar por e-mail
 
Mario Alberto Rodríguez.- A mis pares congregados/as en la explanada de los Héroes

Sábado 11 de Junio de 2005.

Aquí estamos hoy, en la Macroplaza, como hace un año; en un ambiente de fiesta y alegría pero también de firme compromiso y de lucha a favor de la inclusión, en contra de la homofobia y de todo tipo de discriminación.
Exigiendo la plena vigencia de nuestros derechos consagrados como garantías individuales en la constitución federal y en la del Estado, donde a todos/as se nos reconoce como iguales sin distinciones o exclusiones de ningún tipo. Sin adjetivos.

A la sociedad en general no le pedimos tolerancia ni aceptación, sino inclusión que nos permita a todos desterrar la marginación en el trabajo, la escuela, la familia; que sea factor de impulso a un clima de igualdad de oportunidades, donde nuestra forma de pensar y amar diferente no nos impida la integración.

Porque la igualdad en esta basta diversidad, no hace a nadie menos o mas que a otro/a, al contrario, le amplia el horizonte de posibilidades para enriquecerse como persona y lo/a impulsa a creer todo posible en el terreno de las ideas que abonan en el terreno de la democracia y lo/a obligan a desechar dogmas que lo/a atan irracionalmente.

Si es el razonamiento lógico, científico lo que mueve a la construcción de un pensamiento objetivo de la realidad y esto es la base de la universalidad de las ideas; debemos reconocer que para aspirar a la ciudad del conocimiento primero debemos pasar, como sociedad, por el reconocimiento del otro sin adjetivos que lesionen su dignidad ni términos peyorativos que lo humillen.

La sexualidad no debe anteponerse nunca a la persona para denotar su capacidad o incapacidad para amar ni para estar por encima de unos/as y otros/as, nuestra condición de seres humanos con una sexualidad diferenciada debe quedarse en ese terreno y no trasladarla a la vida cotidiana, porque hombres y mujeres independientemente de la sexualidad que practiquemos debemos buscar erradicar la discriminación de que somos objeto unos/as y otros/as y luchar por conseguir la igualdad de oportunidades para todos/as: ancianos/as, niños/as, mujeres en desventaja social; hombres y mujeres con capacidades físicas o mentales diferentes, todos/as: Homosexuales, heterosexuales, lesbianas, bisexuales, transgéneros…

Aprendamos todos/as a ser incluyentes, quitándonos el miedo para decir lo que somos y despejando la ignorancia que motiva el rechazo, de lo contrario el escenario será la permanencia de la discriminación que crea pobreza y reduce a todos/as a terrenos que en los inicios de este siglo deberían haberse superado.

Nuestra ciudad, nuestro Estado son parte de una nación pluri-étnica y pluri-cultural en la que conviven a diario diferentes expresiones y formas de actuar y de pensar y concebir el mundo, somos, por añadidura, una muestra de la riqueza que debe aprender a convivir civilizadamente sin suspicacias o recelos de uno u otro lado.

El respeto inicia por otorgarlo al otro, es el principio de la convivencia social, nadie puede hacer lo contrario esperando ser respetado/a. De ahí que en nuestro país existan leyes que permitan establecer una relación armónica para dirimir cualquier controversia entre particulares o entre éstos y el Estado, pero más allá de la legislación, debemos darnos la oportunidad de crear el espacio suficiente para encontrarnos y no los puntos que nos hagan distantes.

Uno de los valores fundamentales de la democracia es aspirar a una vida plena, así como también a tratar de concretar todos nuestros sueños sin etiquetas o adjetivos que nos anclen como lastre a una realidad que es muy diferente al ideal que miles de hombres y mujeres (sin importar su preferencia u orientación sexual) tenemos.

Por eso, todos y todas los que estamos aquí reunidos: ingenieros, médicos, arquitectos, taxistas, secretarias, amas de casa, abogados, políticos, activistas, estudiantes…estamos conscientes del valor y la importancia de atrevernos a vivir nuestro propio sueño, como el de otros/as, como el de miles de seres humanos: no ser discriminados o segregados.

Hoy estamos aquí, en esta plaza, mañana regresaremos a seguir la vida cotidiana. Regresaremos con nuestra familia, conviviremos con nuestros amigos y nuestros hijos, atenderemos a nuestros clientes, participaremos en las actividades de nuestra iglesia, el club deportivo o la escuela; pagaremos nuestros impuestos, nos iremos de viaje, etc., pero una cosa si es segura, mañana ya no será como antes.

¡Todos/as por la inclusión!

mrodriguezplatas@yahoo.com.mx

Regresar a la página anterior


P u b l i c i d a d
2218


P u b l i c i d a d




P u b l i c i d a d



Sondeo

¿Qué tanto usas el condón en tus relaciones sexuales?
Siempre
A veces
Nunca


Anodis RSS Add to Google Bookmark and Share  
Secciones :: Principal | Sociedad & Política | Arte & Cultura | Salud & VIH | Espectáculos | Vida & Estilos | Sala de Prensa
Multimedia :: Fotogalerías | Anodis Radio | Podcast Five

© Anodis.com :: Los hechos no dejan de existir sólo porque sean ignorados :: Quiénes somos | Publicidad | Escríbenos | Código de Ética A