9 DE MAYO DE 2005
Todos contra la discriminación y la homofobia
Eliminar estigmas y formar una cultura que elimine las frases "afeminadito", "marimachita" o "pobre es medio mariconsito". "Es demencial asociar esta campaña con la promoción de una orientación sexual": Monsiváis

Redacción Anodis

Ragap



Bookmark and Share



La homosexualidad no es una moda, la homofobia sí

 Galería de fotos

Artículos relacionados:

Un paso más en la lucha contra la homofobia en México

Celebran Día contra la Homofobia en Guerrero

Premio al Mérito gay a Rincón Gallardo y Jorge Saavedra

Recibirá Conapred y Censida premio al mérito gay 2005

Hacia una agenda en materia de no discriminación

Matan a cinco homosexuales al mes en Guerrero

Altos índices de homofobia en seis estados del país

Celebra México Día Internacional contra la homofobia

 
Imprimir artículo Imprimir artículo | Enviar por e-mail Enviar por e-mail
 
"La homosexualidad no es una enfermedad, la homofobia sí", es el eslogan de tan controvertida y esperada campaña contra la homofobia, respaldada por el Consejo Nacional para la Prevención y Control del VIH-SIDA (Conasida), el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización Mundial de la Salud (OMS) Y ONUSIDA.

Después de posponer la campaña, bajo los argumentos de que no tenían los recursos suficientes para realizarla, ya arrancó en su primera etapa que cubre Acapulco, Morelia, Mérida, Puerto Vallarta y San Luis Potosí. El Distrito Federal será contemplado hasta la tercera etapa, es decir, a finales de mayo, ¿por qué?, según los encargados por fines de estratégicos, aunque algunos analistas de forma sarcástica aseguran que es parte del luto y respeto al recién fallecido papa, otros comentan que no quieren opacar los escándalos políticos con esta polémico tema, que seguramente provocará que los grupos conservadores pongan el grito en el cielo.

Muchos se preguntarán ¿qué se pretende lograr con esta campaña?, así que comencemos por entender que la homofobia, es un miedo intenso y sin razón a los homosexuales. Realmente este término y significado se pone en tela de juicio, por varias razones: la campaña no sólo va dirigida a la comunidad gay, también se debería contemplar a las personas transgenero, transexuales y bisexuales, pero los estrategas aseguran que no se cambio la palabra homofobía por LGBT-Fobia, debido a que el primer término es ya conocido.

Algunos especialistas no están desacuerdo en que se maneje como fobia y me pregunto ¿realmente la gente les tiene miedo?, yo diría que las sociedad los ataca, agrede, insulta y discrimina. El principal factor que promueve este comportamiento es la IGNORANCIA, la falta de conocimiento e información provoca que la sociedad continué descalificando a las personas con preferencias sexuales diferentes a la mayoría y la responsabilidad recae en los ultra-super-conservadores encargados de la educación.

Una vez aclarado que el término utilizado a lo largo de la nota está lejos del verdadero significado y problemáticas, reflexionemos que argumentos sustentan la Jornada contra la "Homofobia", que tendrá un costo de 5 millones de pesos y se transmitirá en 19 ciudades.

 José Rodríguez Torres, representante de la OPS-OMS en el país, argumentó que el "meollo del estigma es el miedo de que los estigmatizados amenacen a la sociedad y que la base de este miedo suele ser la ignorancia". Además, considera que el estigma en el caso del VIH no sólo afecta a la comunidad homosexual (LGBT), sino a la salud pública debido a que las personas heterosexuales no se practican la prueba de detección del SIDA, bajo el argumento de "yo no soy gay".

 Javier Domínguez, secretario técnico de ONUSIDA México, comentó que el estigma y la discriminación asociados al VIH, son "los mayores obstáculos para la prevención de nuevas infecciones, el suministro de asistencia, el tratamiento adecuado y las investigaciones de impacto de la epidemia".

El sustento de esta campaña ésta basado en dejar claro que "no existe alguna evidencia científica de que la homosexualidad sea una enfermedad o una desviación que se pueda prevenir o curar", ni tampoco "la homosexualidad se defina o se elija por motivos de inmadurez en las etapas de adolescencia o infancia, ni que se contagie". Es un gran avance que se termine con estos argumentos tan utilizados por los grupos conservadores.

Carlos Monsiváis y Gilberto Rincón Gallardo opinaron:

"Es demencial asociar esta campaña con la promoción de una orientación sexual", argumento Monsiváis, esto en respuesta a las agrupaciones religiosas que aseguran que con esta jornada se fomentará la moda de pertenecer a la comunidad LGBT.

Rincón Gallardo invitó a los grupos conservadores, " con el más profundo respeto a sus creencias, a que en esta cuestión respeten también a la Constitución, y a las leyes que nos obligan a todos sin excepción". Y agregó que "en un Estado democrático lo que debe protegerse es el derecho de las personas a conducirse de manera autónoma, sin presiones y sin riesgo de violencia, en los terrenos de las acciones y la sexualidad que sólo a ella atañen. No es posible hacer suya una particular concepción sexual, moral o religiosa".

Campaña contra los apodos

Los adjetivos calificativos y seudónimos usados por la gran mayoría de los mexicanos que pueden ir desde desviados, raritos, degenerados, desadaptados, contra natura, deben ser eliminados y no sustituidos por quienes dicen "tolerar" estas preferencias sexuales llamándoles "mariconsito", "marimachita", "afeminadito" y mucho menos exclamar frases como ¡pobre es medios mariconsito! , estas frases y palabras aunque estén en diminutivo son altamente ofensivas y dañan la moral, así que comencemos a eliminarlas de nuestro vocabulario. No sólo me refiero a los heterosexuales, porque los homosexuales suelen ser los primeros en reír cuando se cuenta un chiste haciendo alusión al comportamiento LGBT.

Frases como ¡Lo mate por puto! son el pan de cada día cuando se presentan situaciones de violencia, agresiones y homicidios en contra de ciudadanos que deben ser tan respetados como cualquier otro, sin embargo también los medios de comunicación han creado esta ideología con sus titulares ¡matan a homosexual!, y me pregunto ¿por qué no aclaran también la preferencia sexual diciendo matan a heterosexual?.

¿Qué tan homófobos somos los mexicanos?

* 66 por ciento de los mexicanos no compartiría techo con una persona homosexual. El porcentaje más alto de la lista que incluye a: personas con sida 57%; de otra religión 48%; de diferente ideología 44%; de otra raza 40%. (Fuente: Encuesta Nacional de Cultura Política y Prácticas Ciudadanas 2001. Segob/IFE).

* El 71 por ciento de los jóvenes no apoyaría los derechos homosexuales. Porcentaje sólo superado por actos partidarios: 73%; y a favor del aborto: 79%. En cambio, una mayoría, 70%, si apoyaría los derechos de los enfermos de sida, o de los indígenas: 85%. (Fuente: Encuesta Nacional de Juventud 2000. Instituto Mexicano de la Juventud/SEP)

* 66 por ciento del personal de salud de hospitales públicos manifestó estar de acuerdo en aplicar la prueba obligatoria del VIH a todos los homosexuales como una medida de control de la epidemia. (Fuente: Instituto Nacional de Salud Pública 2004)

El BUM está cada vez más cerca...

A finales de mayo se comenzara a transmitir la campaña contra la homofobia en tierras del escándalo, el Distrito Federal, sin embargo, se prevé que será un síndrome de ignorancia el que se contagie entre las instituciones que se han manifestado y se manifestaran en contra de estos spots de radio. Entre los que seguro estarán los católicos "encabezados" por Norberto Rivera Carrera y grupos como PROVIDA, aunque seguro el señor que defendía las "buenas costumbres" y evidenció su auto-nula aplicación, estará haciendo unos corajes tremendos, sí obviamente me refiero al amargo Limón Rojas.

Esperamos que esta campaña contra la Homofobia logre que todos los habitantes de esta caótica República aprendan a RESPETAR a cualquier persona distinta a la "mayoría" y dejemos en el olvido aquella frase de "tolerancia", pues debemos tener en cuenta que tolerar, también significa soportar, sufrir, aguantar, sobrellevar y disimular. Para concluir los dejo reflexionando lo siguiente ¿las leyes se hicieron para tolerar o para respetarse?

Regresar a la página anterior


JONATAN
27 de octubre de 2009


creo q la homofobia no es una enfermedad,sino q una ignorancia .Todos somos iguales...Y no hay vueltas....

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
P u b l i c i d a d
6934


P u b l i c i d a d




P u b l i c i d a d



Sondeo

¿Qué tanto usas el condón en tus relaciones sexuales?
Siempre
A veces
Nunca


Anodis RSS Add to Google Bookmark and Share  
Secciones :: Principal | Sociedad & Política | Arte & Cultura | Salud & VIH | Espectáculos | Vida & Estilos | Sala de Prensa
Multimedia :: Fotogalerías | Anodis Radio | Podcast Five

© Anodis.com :: Los hechos no dejan de existir sólo porque sean ignorados :: Quiénes somos | Publicidad | Escríbenos | Código de Ética A