14 DE NOVIEMBRE DE 2004
Masturbación: formas seguras de llegar al placer
La masturbación es una práctica que consiste en procurarse placer sexual uno mismo. Examinemos algunos de los mitos más comunes sobre la masturbación que afectan nuestros puntos de vista

Redacción Anodis

Ragap



Bookmark and Share



Sexualmente independiente y apto para relaciones posteriores

Otros artículos:

Los jóvenes del Distrito Federal no son felices

En el Condado Cook han emitido mil licencias de matrimonio igualitario

Crean el primer club de boxeo exclusivo para gays en Nueva York

Madrid será la capital del turismo gay en el mayo

La generación "selfie" sin empleo

Los Cabos, el nuevo destino “gay friendly”

Senadores buscan impulsar el turismo LGBT en México

Estados Unidos incrementa su apoyo al turismo LGBT en México

 
Imprimir artículo Imprimir artículo | Enviar por e-mail Enviar por e-mail
 
Mitos sobre la masturbación:

- Es una forma infantil de sexualidad que debe abandonarse en la madurez.

- Es un pobre sustituto de lo que «realmente interesa», es decir, el coito.

- Es algo compulsivo. Una vez que uno empieza ya no puede detenerse.

- El deseo de masturbarse desaparece cuando uno forma pareja.

- Es perniciosa física/emocional/mentalmente.

- Los orgasmos que uno experimenta al masturbarse son inferiores a los que procura el acto sexual.

- La masturbación es algo privado, para hacer en soledad, para no compartir.

- El sexo es algo para dar a los demás; por lo tanto, la masturbación es egoísta y auto-indulgente.

- Sólo se masturba la gente solitaria, aislada o inadecuada.

- Los hombres se masturban, pero las mujeres no sienten deseos de ello o no lo necesitan.

Cuando uno se acostumbra a los orgasmos que proporciona la masturbación, luego no puede alcanzar la culminación en la relación con el otro. Tras examinar algunos de los mitos que caracterizan a la masturbación, examinemos ciertos aspectos positivos de esta actividad sexual muy mal interpretada y desacreditada.

Aspectos positivos de la Masturbacion

Es un acto de redescubrimiento, los pequeños obtienen placer activo en la auto-exploración y el contacto, sólo posteriormente sienten culpas o inhibiciones al respecto.

Nos permite aprender acerca del propio erotismo: qué nos agrada y qué necesitamos como individuos; somos únicos y podemos ser expertos en lo que respecta a nosotros mismos.

Aprendemos a valorar nuestros genitales y a disfrutar de nuestra propia excitación u orgasmos.

La masturbación mantiene su sistema sexual en buen funcionamiento. A las mujeres les permite mantener lubricada la vagina y mantener un ambiente vaginal saludable. A algunas el orgasmo les ayuda a aliviar la tensión menstrual y la congestión pelviana.

En el caso de los hombres, la masturbación mantiene en funcionamiento los reflejos de la erección y la eyaculación.

Es un valioso medio para sentirse sexualmente independiente, y una excelente preparación para posteriores relaciones sexuales.

Tipos de Masturbacion

Masturbación impulsiva: Es aquella que se produce sobre la marcha, sin que medie una gran elaboración mental o imaginativa.

Masturbación compulsiva: El acto autoerótico se realiza mediante un proceso de duda, de verse uno forzado a hacer eso, pero sin querer, luchando por evitarlo. Es muy frecuente, sobre todo, en personas con unos criterios morales arraigados.

Masturbación por compensación de frustraciones: El hombre actual se ve sometido a decepciones que impone la vida moderna y que en ocasiones no está preparado para superar. De ahí emerge muchas veces una conducta de masturbación, mediante un mecanismo de indemnización, igualación o compensación que facilita un cierto desahogo momentáneo, con el que se corrigen las dificultades por las que se atraviesa.

Masturbación en personas superimaginativas: Siempre hay en el escenario mental imágenes y fantasías sexuales que, ante pequeños estímulos naturales del exterior, o provocados por ellos mismos, van a desencadenar esta dinámica autosexual.

Masturbación liberadora de tensiones: Suele darse en personas con ansiedad, estrés, preocupaciones intensas, etcétera. En estos casos, la experiencia se acompaña de un relax que disuelve esa inquietud ansiosa interior.

Masturbación en la persona hipersexual: En estos casos puede tratarse de alguien muy centrado en la sexualidad, con pocos objetivos en la vida, sin inquietud cultural, y muy dado a un cierto machismo trasnochado consistente en contar a los amigos aventuras sexuales. Al fallar a estos sujetos la «dosis de sexualidad periódica», recurren a la masturbación.

Estimulación anal

Empiece explorando la sensibilidad externa del ano de su pareja y después pase a una estimulación más directa. Puede hacerse manualmente o con un vibrador. Muchos hombres disfrutan acariciándose la próstata, a la cual puede acceder insertando un dedo en el conducto anal.

Con la punta del dedo, haga círculos suaves alrededor de la parte externa del ano de tu pareja, introduzca la punta de su dedo más o menos un centímetro dentro del conducto anal y continúe describiendo círculos en su interior. Necesitará lubricar su dedo y el ano de su pareja. Si está de acuerdo, puede ejercer más presión

El ano no pertenece al aparato reproductor, por lo que no está fisiológicamente condicionado para el acto sexual, es un órgano contaminado con el material fecal, con muchos microorganismos.

El riesgo de infección se incrementa, pues el esfínter anal es mas rígido a la penetración y menos elástico que la vagina, con la consiguiente mayor fricción ocurriendo mayores microtraumatismos durante el acto sexual. Tampoco tiene la lubricación que normal y fisiológicamente tiene la vagina.

El riesgo de contaminación no es solamente local, las microfisuras que se producen durante el sexo anal producen microsangrado en el pene y en el ano, que posibilita la contaminación sangre a sangre, mecanismo por el cual se explica que el sexo anal sea el de mayor riesgo para la transmisión del virus del SIDA (VIH) y de otras Enfermedades de Transmisión Sexual.

Por último, el sexo anal puede producir desgarros musculares en el esfínter anal. Para los que quieran hacerlo, daría las siguientes recomendaciones:

Siempre use un preservativo, preferentemente adicione un lubricante a base de agua que lo podrá adquirir en una farmacia.

El hombre tiene que tener en cuenta que tiene que estimular y tener muchas precauciones en estimular y penetrar el orificio anal con mucha delicadeza y suavidad, para que en ningún caso le produzca dolor a su pareja sino sensaciones agradables y positivas.

Regresar a la página anterior


HUMBER
6 de abril de 2011


entonces devemos cuidar el culito de de nuestra pareja

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
ANONIMO
18 de diciembre de 2010


putos

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
LUISFER
5 de noviembre de 2010


La masturbacion es la forma de disfrutar nuestra sexualidad de una forma segura y autonoma... yo la disfruto y no me aberguenza

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
FANTASMA
7 de marzo de 2010


hola yo pienso que la masturbacion nunca la boy a dejar por eso intento con otros metodos que es el sexo

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
CRSTIAN
7 de agosto de 2009


la masturbasion es algo que uno mismo puede practicar sin temor a pensar lo que digan los demas y lo dejo a tu criterio

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
FER
7 de agosto de 2009


la masturbasion es algo que un puede hacerlo sin inportar lo que digan los demas de la masturbasion es cosa de quien lo aga.

REPORTAR COMENTARIO INAPROPIADO
P u b l i c i d a d
21689


P u b l i c i d a d




P u b l i c i d a d



Sondeo

¿Qué tanto usas el condón en tus relaciones sexuales?
Siempre
A veces
Nunca


Anodis RSS Add to Google Bookmark and Share  
Secciones :: Principal | Sociedad & Política | Arte & Cultura | Salud & VIH | Espectáculos | Vida & Estilos | Sala de Prensa
Multimedia :: Fotogalerías | Anodis Radio | Podcast Five

© Anodis.com :: Los hechos no dejan de existir sólo porque sean ignorados :: Quiénes somos | Publicidad | Escríbenos | Código de Ética A