30 DE JULIO DE 2013
La homofobia: no es un juego de putos
Dos notas llamaron mi atención, la de Mario y Luigi eran una pareja gay, y la otra que la GLAAD, había pedido a "Molotov", que no cantarán el tema “Puto”. La información de ambas notas no es tan relevante como la reacción de los lectores.

Redacción Anodis

Ragap



Bookmark and Share



La reacción de los lectores evidenció el nivel de homofobia

Otros artículos:

Niegan contratos al 14% de las personas 
por su orientación sexual

En México se creará una confederación de comercio y turismo LGBT

Madrid entre los destinos prioritarios para los turistas LGBT

Estudian y ganan más las parejas gays: Inegi

Buscan impulsar el turismo gay en Cancún

El turismo gay crecerá un 10 % este 2014

Promueve Estados Unidos turismo gay en España

Ninendo no permitirá personajes gay en juego

 
Imprimir artículo Imprimir artículo | Enviar por e-mail Enviar por e-mail
 
Pablo conoció a Jorge en una exposición de cómics, ese día Pablo fue vestido como "Robin" (de "Batman y Robin"), Jorge lo miró y pensó que le quedaba muy bien ese traje confeccionado en licra. Al salir del salón de exposiciones, Jorge invitó a Robin, es decir a Pablo, a jugar PlayStation en su casa; luego de varias horas de apasionada lucha virtual en Street Fighter, Jorge y Pablo terminaron en la cama derramando sus verdaderas pasiones de gamers enamorados.

La semana pasada dos notas llamaron poderosamente mi atención, en una se aseguraba que los personajes de videojuego Mario y Luigi eran una pareja gay, en otra se reportaba que la organización pro LGBT (Lésbico, Gay, Bisexual, Trans) GLAAD, había pedido a la banda mexicana "Molotov", que no interpretarán su tema “Puto” durante la gira que darían en Estados Unidos.

La información de ambas notas no es tan relevante como la reacción de los lectores.

En el primer caso, cuando se sugirió la homosexualidad de Mario y Luigi, muchos se sintieron defraudados, heridos, asqueados, indignados y brutalmente ofendidos. ¿Por qué? porque la sociedad en la que vivimos nos ha enseñado que ser homosexual está mal.

Independientemente de la veracidad de la información que indicaba que los personajes de videojuego eran una pareja gay, la reacción sobre el mentado anuncio fue lamentable y evidenció el nivel de homofobia en que vivimos. Algunos dirán que los homosexuales tenemos la culpa de ser odiados, tuvieron una mala experiencia con alguno de nosotros y por eso nos detestan, gente ignorante que no puede ver más allá de sus narices.

¿Qué tiene de malo ser homosexual?, ¿tener sexo vía anal?, díganme cómo eso afecta sus vidas; es decir, cómo se relaciona el sexo homosexual con la guerra, la crisis económica, la delincuencia o el hambre en el mundo.

A veces escucho los argumentos más estúpidos, dignos de un tuitstar, y es que hoy en día las redes sociales no sólo son reflejo de nuestro presente, también de nuestro pasado y de lo que veremos en el futuro.

Una popular cuenta de Twitter llamada @iauraB, por ejemplo, publica tuits “de broma”, sobre el SIDA, la homosexualidad, entre otros tópicos; usa las palabras puto, tortilla y demás expresiones intolerantes, para “divertir” a sus lectores. La culpa no es de @iauraB, si bien podría dejar de hacer esos comentarios, alguien más los haría, pues hay una increíble demanda de este material ofensivo.

Aquí la cuestión preocupante es nuestra educación, el coraje que vive dentro de nosotros y que cuando se dan a conocer noticias como éstas, explota dejando ver nuestro verdadero rostro: la homofobia.

Luego tenemos el caso de la banda mexicana Molotov, quienes se caracterizan por utilizar un lenguaje vulgar, siempre ofensivo y políticamente absurdo en las letras de sus temas rock. No digo que esté mal ser vulgar, es una forma de ser y se acabó; por otro lado, ser ofensivo si es algo que causa malestar, al herir los sentimientos de otros seres humanos incitamos a la violencia; y por qué digo que son políticamente absurdos, pues porque en sus “chistosos” temas musicales, dicen ir contra los políticos corruptos que no escuchan a su pueblo, cuando ellos se niegan a escuchar a la Comunidad LGBT, un sector de su público valioso por igual.

La petición de la organización GLAAD, decía que el tema “Puto” promovía la homofobia, nada más cierto. Tengo casi 30 años de edad y desde que tengo memoria la palabra “Puto” se utiliza lo mismo para llamar a un cobarde que a un homosexual, ¿entienden o se los explico como si fueran niños de 4 años de edad?.

Al utilizar el término “Puto” para referirnos a los cobardes o a los “políticos corruptos”, como asegura Molotov, incitamos a la homofobia, pues es un calificativo que tamibién utilizamos para referirnos a los homosexuales. Y no me hagan esa cara, bien saben que han dicho cosas como “no andes de puto”, “!pinche puto!”, “pareces puto”, entre otras.

En todas estas expresiones bien podríamos utilizar otras palabras: “no andes de ofrecido”, “¡pinche miedoso!”, “pareces miedoso”, si es que no nos referimos a los homosexuales. Pero ¿se dieron cuenta?, tan sólo la última frase no queda, porque es obvio que nos referimos a un marica, joto, homosexual, gay.

Así que basta de hacernos los ciegos y sordos hacia una realidad que está más clara que el declive de la carrera de Molotov, la homofobia es una conducta persistente en la sociedad y si queremos vivir todos en paz eso debe cambiar.

Por: Cristian Galarza
@CriSzis
Fuente: SDP Noticias.

Regresar a la página anterior


P u b l i c i d a d
2089


P u b l i c i d a d




P u b l i c i d a d



Sondeo

¿Qué tanto usas el condón en tus relaciones sexuales?
Siempre
A veces
Nunca


Anodis RSS Add to Google Bookmark and Share  
Secciones :: Principal | Sociedad & Política | Arte & Cultura | Salud & VIH | Espectáculos | Vida & Estilos | Sala de Prensa
Multimedia :: Fotogalerías | Anodis Radio | Podcast Five

© Anodis.com :: Los hechos no dejan de existir sólo porque sean ignorados :: Quiénes somos | Publicidad | Escríbenos | Código de Ética A