14 DE ENERO DE 2013

Factor Gay

Salvador Novo, icono de la literatura y estética gay
Entre su legado, están algunas crónicas de los inicios del México moderno, así como versos y relatos breves donde la sátira es la herramienta principal y habló con perfecta claridad de su condición de homosexual en México.

Redacción Anodis

Ragap



Bookmark and Share



Salvador Novo, pilar de las letras mexicanas del siglo XX

Otros artículos:

David Bowie inspirará la nueva edición de la Muestra de Cine Gay

Alan Bennett confesó que no quiero ser encasillado como dramaturgo gay

Roberto Fiesco prepara documental sobre migración y diversidad sexual

Inició la XIII semana cultural de la diversidad sexual en Chiapas

Inicia Feria Cultural LGBT en Sao Paulo

La Décima Letra, la editorial que da voz a la diversidad sexual

El actor Héctor Bonilla, agobiado por la homofobia en obra de teatro

El armario de acero, la cara oculta de la homosexualidad en la Rusia

 
Imprimir artículo Imprimir artículo | Enviar por e-mail Enviar por e-mail
 
Salvador Novo falleció hace 39 años, para ser exactos un 13 de enero . Entre su legado, están algunas de las más célebres crónicas de los inicios del México moderno, así como versos y relatos breves donde la sátira es la herramienta principal con que Novo pudo burlarse sobre todo de sí mismo, con lo que estableció una ética de la libertad y habló con perfecta claridad de su condición de homosexual en México durante la primera mitad del siglo XX.

Salvador Novo pertenece al grupo de Los contemporáneos, que transformó la manera de concebir no sólo la literatura, sino la enseñanza y difusión de las artes en México.

Su infancia transcurrió en el norte del país, donde durante sus últimos años de primaria atendió una escuela de mujeres. Luego volvió a la capital para comenzar la carrera de derecho en la UNAM, que dejaría trunca para asistir a las clases de literatura y teatro en la Facultad de Filosofía y Letras.

Allí conocería al grupo de Los contemporáneos, cómplices con quienes realizaría sus aportaciones a la cultura mexicana: junto a Xavier Villaurrutia y Gilberto Owen, fundó en 1928 el Teatro de Ulises, patrocinado por Antonieta Rivas Mercado, que fungió como el laboratorio donde comenzaría a hacerse el teatro nacional.

De personalidad extravagante, inclinado a la poesía directa que en él era sinónimo de sensualidad, erotismo y auto-escarnio, algunos de sus poemas más conocidos son los que se incluyen en Espejo, poemas antiguos (1933); un libro que en palabras de José Emilio Pacheco consta de composiciones que “rescatan, fijan con distancia crítica, imágenes de la infancia perdida”.

En Sátira (1955), Novo "nacionaliza" el humor de vanguardia de principios del siglo XX. Sus poemas manifiestan la burla del sentimiento modernista y la apertura hacia el paisaje de la primera posguerra: urbano, industrial y publicitario.

Otro de sus poemarios importantes es Nuevo amor donde, escribe José Emilio Pacheco, “el encuentro, la separación, la memoria de sal o de ceniza se expresan directa y libremente, con una tonalidad de íntima pesadumbre que no menguó nunca su novedad ni su frescura”.

Como funcionario público, fue Jefe del departamento de publicaciones de la SEP en los tiempos de Torres Bodet; luego sería Jefe de los departamentos de Publicidad de la SRE; de Publicaciones de la Secretaría de Economía Nacional y Editorial de la SEP.

Apasionado del teatro, Novo fundaría el Teatro de la Capilla, para continuar con su trabajo de difusión de las artes escénicas. Posteriormente fue encargado de teatro del INBA, donde fue el responsable de estrenar en el Palacio de Bellas Artes la pieza Rosalía y los llaveros, del joven Emilio Carballido.

El propio Novo realizó piezas teatrales en forma de sátira, donde exponía su ser homosexual en obras con títulos tan sugerentes como Yocasta o casi y Las locas, el sexo.

Conocedor a fondo de la lengua inglesa (realizó algunos poemas en ese idioma) fue profesor de literatura en la Escuela Nacional Preparatoria y de historia en el Conservatorio Nacional de Música.

Extra oficialmente, se le reconoce como el cronista de la ciudad de México. Gran parte de sus crónicas, auténticos retratos de la ciudad de México que comenzaba a adquirir su rostro de urbe moderna, están reunidas en el volumen Nueva grandeza mexicana.

Entre otras obras destacadas, están su antología 101 poemas (que recupera los sonetos más populares de la lengua española) y su autobiografía La estatua de sal, publicada de manera póstuma en 1998.

Salvador Novo recibió en 1967 el Premio Nacional de Literatura y fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua hasta el momento de su muerte, a los 70 años.

Fuente: El Universal.

Regresar a la página anterior


P u b l i c i d a d
3536


P u b l i c i d a d




P u b l i c i d a d



Sondeo

¿Qué tanto usas el condón en tus relaciones sexuales?
Siempre
A veces
Nunca


Anodis RSS Add to Google Bookmark and Share  
Secciones :: Principal | Sociedad & Política | Arte & Cultura | Salud & VIH | Espectáculos | Vida & Estilos | Sala de Prensa
Multimedia :: Fotogalerías | Anodis Radio | Podcast Five

© Anodis.com :: Los hechos no dejan de existir sólo porque sean ignorados :: Quiénes somos | Publicidad | Escríbenos | Código de Ética A