Heroínas de la Diversidad

Por Alaín Pinzón

Cada 15 de septiembre es la misma rutina de “festejo” y celebración. Honestamente nunca le he encontrado gusto o afición a la fecha. Sin embargo, este año más que ningún otro merecemos celebrar a esas personas que dentro del acrónimo LGBTTTI han hecho mucho por todas las que estamos y seguimos. 

En esa larga lista de personas LGBTTTI que nos han dado orgullo, que nos han mostrado el camino para seguir luchando por nuestros derechos humanos. En un país en dónde se nos trata de forma diferenciada y se menoscaba nuestra existencia, estas personas significan la lucha diaria y permanente que se hace en todos los estados y en todos los espacios.

Desde la fotografía, pasando por las letras y el espectáculo, sin dejar afuera la política y el activismo puro y duro, dejan claro que estamos en todos lados. En cada familia, en cada mesa, en cada partido político, en cada calle y en cada hogar existimos, pero sobre todo resistimos. 

Resistimos ante los embates de los conservadores, ante la inacción e ineficiencia de muchas autoridades, ante la negligencia de las instituciones y su ya conocida lentitud. Luchando contra las fiscalías omisas y las legislaturas a modo, contra la insensibilidad diaria y la negativa al pleno reconocimiento de nuestros derechos humanos. 

Ahora más que nunca reconozcamos que no hemos llegado hasta este punto solxs y que el esfuerzo, compromiso y trabajo de muchas personas nos precede como lo que somos ahora. Juan Jacobo Hernández liderando el Frente Homosexual de Acción Revolucionaria, Sandra Peniche poniendo el cuerpo en defensa de los derechos sexuales de las mujeres, Amaranta Gómez siendo ejemplo de que no hay obstáculos para llegar tan alto como se quiera, Jaime Cobián entregando su vida al activismo.

La experiencia en diferentes estados de la República resulta enriquecedora; Jazz Bustamante en la lucha incansable con la fiscalía estatal de Veracruz, Alejandra Ruiz de Campeche organizando a toda la comunidad para defender sus derechos, Julián Elizalde en Aguascalientes haciendo lo propio. Carlos Medel siendo parte de la defensa de los derechos humanos de las personas con VIH en Chihuahua, Antonio Nevárez educando a las nuevas generaciones en Nuevo León, Gaby Soberanis siendo parte importante de la detección y prevención del VIH e ITS de Guerrero.

Ana Karen Quintana mujer trans de Tamaulipas haciendo un gran trabajo en su Estado, María Luisa Alatorre siendo cabeza del único programa dentro de la CEDH de Sonora en materia de Derechos Sexuales, Samantha Flores con un albergue de día de personas LGBT adultas mayores, Ezequiel García ex regidor del municipio de Durango, Carlos Ibarra visibilizando la lucha contra la discriminación en Hidalgo.

No podemos olvidar a aquellas personas LGBT que ya no están y dejaron una huella en favor del avance de nuestros derechos. Agnes Torres de Puebla, Viviana Rocco fotógrafa de CDMX, Coral Bonelli actriz y bailarina, “La Mema” legendaria y aguerrida activista, Pablo Leder escritor, director, productor y actor. Salvador Novo, poeta, ensayista, dramaturgo e historiador, Francis reconocida travesti y bailarina. Max Mejía activista y defensor de los derechos humanos, Orlando Pastor impulsor de la iniciativa de ley del matrimonio igualitario en Guerrero, Paolo Po, escritor Michoacano de la primera novela homosexual en México, Jessica Bear mujer trans de San Luis Potosí con trabajo solido e importante en su Estado y la inolvidable Chavela Vargas, lesbiana naturalizada mexicana nomás por su chingada gana, Arturo Díaz Betancourt dejando a un semillero basto y amplio a su paso, Hermilio Márquez, activista social e incansable promotor de la igualdad de los homosexuales.

Aquellas personas activistas que incluso en los estados con mayor índice de violencia y discriminación, siguen luchando por el pleno reconocimiento social y jurídico de la identidad de género, el matrimonio igualitario y el derecho básico a existir. Raúl Martínez organizando y lidereando al colectivo Michoacán Es Diversidad uno de los más amplios y activos del estado, Cesar Guerra poniendo a los funcionarios de Colima a trabajar, María Trinidad Gutiérrez, mujer lesbiana académica en Morelos, Gloria Careaga activista de larga trayectoria que hoy dirige el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio en México, Polo Gómez leyenda viva de la prevención y la lucha contra el VIH y el sida en México, Xavier Lizárraga, activista y escritor de varios textos indispensables para entender a la diversidad sexual en México y Jessica Marjane haciendo todo por las personas y las infancias trans en México.

Todas y cada una de estas personas retoman los ideales de libertad y lucha y nos recuerdan que como personas diversas tenemos la tarea de emanciparnos de la idea normativa de existe en este país, echar a un lado las ideas tradicionales y las normas heterosexuales y patriarcales. Démosles algo a cambio, nuestra celebración y gratitud por su trabajo, su esfuerzo sus logros en favor de todos y todas las que venimos detrás. 

No desistamos, al toque de cada campanada este quince de septiembre salgamos a defender nuestros derechos y la soberanía de nuestros cuerpos. 

Hasta que la dignidad se haga costumbre. 


Post Author: anodis