‘El Bronco’ arremetió contra la comunidad gay y esto fue lo que pasó

Decenas de integrantes de la comunidad lésbica, gay, bisexual, transgénero, y transexual, entre otros miembros de la diversidad sexual, protestaron frente al palacio de gobierno de Nuevo León, para exigir al mandatario estatal Jaime Rodríguez Calderón, alías “El Bronco”, disculparse por sus afirmaciones de que “el matrimonio es hombre-mujer, y lo demás son zonceras”.

Los manifestantes expusieron pancartas: “Bronco, no seas zonzo, es obligación del Estado proteger, promover, respetar, garantizar los derechos humanos, Ponte a leer que lo ocupas”, “Si me matan es culpa del gobierno por zonceras”.

Durante la concentración en las escalinatas de la entrada principal del Palacio de Gobierno, leyeron un pronunciamiento dirigido a Rodríguez Calderón, donde señalaron que las declaraciones que expresó la semana pasada ante empresarios del sector inmobiliario “dejan ver que es un ignorante de la ley, pero lo que es lamentable es que sus expresiones promueven la violencia y la discriminación contra personas que forman parte de la diversidad sexual”.

Agregaron que ‘El Bronco’ “es un promotor del odio y de la violencia”, al pisotear los derechos fundamentales que están dentro de la Constitución. “Es importante que tengamos leyes que nos protejan” como comunidad integrantes de la diversidad sexual, señalaron los manifestantes.

Puntualizaron que los crímenes de odio, que han ocurrido en Nuevo León, el más reciente de Marlon Iván, estudiante de un Conalep que presuntamente fue atacado por un compañero de escuela porque era homosexual, es porque el Gobierno del estado y los legisladores del Congreso local han fallado en sus responsabilidades de instrumentar la igualdad para todos.

“No es posible que en Nuevo León no incluya dentro de su legislación la protección e igualdad a nuestra comunidad, si todos somos iguales ante la ley, pagamos impuestos, todos somos padres o madres; hijos o hijas; hermanos o hermanas; compañeros y compañeras, amigos y amigas”, por tanto, es una obligación del estado evitar todo tipo de discriminación, ya que siendo iguales los deberes son iguales los derechos.

Exigieron al gobernador que se retracte de sus declaraciones discriminatorias y empiece a formarse en leyes y en derechos humanos. Le recordaron su lema de campaña: La raza paga, la raza manda y expusieron: “las personas que formamos parte de la diversidad sexual, no estamos exentos del pago de impuestos, ponte a estudiar que se ocupa, no más violencia, la igualdad es un derecho fundamental, no son zonceras”.

Origen: El Universal