¿Cuartos obscuros para lesbianas?

A grandes rasgos, un cuarto violeta es la versión lésbica de los cuartos oscuros donde los hombres gays tienen sexo con otros hombres, bajo la confidencialidad que da la ausencia de luz y con ello el consecuente anonimato.

En los Cuartos Violeta las mujeres buscan la exploración de sus cuerpos de la misma forma que los hombres, pero de forma más segura y protegida. El colectivo “Mamas Les México”, por ejemplo, escribió a propósito de uno de estos eventos, que en su momento se llevaron a cabo en el Teatro-Bar El Vicio, en Coyoacán:

“El Cuarto Violeta es un espacio para conocer chicas e interactuar hasta el nivel que tú elijas. Nuestra propuesta es generar espacios lúdicos, generosos e incluyentes donde mujeres que tenemos sexo con otras mujeres podamos explorar nuestra sexualidad. El cuarto violeta es un espacio lúdico-cachondo donde los límites los consensúa cada una”.

En El Vicio se organizaron varias ediciones de estas fiestas, teniendo diversas invitadas como Ali Gua Gua de Las Ultrasónicas haciendo DJ Set o Fernanda Tapia como Madrina de Honor. Se prometía espectáculo cabaretero, música, pachanga, y, por supuesto, cachondeo.

Consejos para hacer cuartos violeta para lesbianas

Si tienes ganas de vivir la experiencia de asistir a un Cuarto Violeta y no has encontrado un lugar dónde se lleven a cabo, no te preocupes: colectivos como Gafas Violetas —puedes encontrarlas en Facebook— han ofrecido talleres sobre esta modalidad de exploración del erotismo entre mujeres.

Entre los consejos que ofrecen para realizar los cuartos violeta para lesbianas están los siguientes:

  • Elegir una sede suficientemente amplia, higiénica y bien ventilada, donde todos los lugares puedan ser supervisados a fin de garantizar la seguridad de las participantes. Eso sí, sin generar interrupciones que puedan ser matapasiones.
  • Permitir áreas a media luz y otras completamente oscuras. De esa forma, las participantes podrán elegir aquella área que les haga sentir más a gusto.
  • Permitir las bebidas alcohólicas (estas podrían ayudar a romper el hielo), sin embargo, invitar a las asistentes a no consumir demasiado, pues esto podría incidir en su capacidad de decidir libremente con quién van a interactuar o qué hacer.
  • Usar mobiliario cómodo y que evite posibles lesiones, dado que el lugar se mantendrá a oscuras (ese es el chiste del cuarto violeta).
  • Ambientar con una playlist que favorezca la cachondería.
  • ¡Invitar muchas amigas!

Ahora que ya sabes lo que son cuartos violeta para lesbianas ¿tú le entrarías a uno?

Fuente: ¿Qué eran los cuartos violeta para lesbianas? ¡Hubo en la CDMX!

Post Author: anodis